jueves, 14 de marzo de 2013

Ropas beiges

Un vestido de tela beige, transparente que, con palabras mudas el viento esculpe figura de suaves formas. El barro lo oscurece, no elimina el color carne al ropaje. De tacto rugoso pero agradable, un placer para los dedos. Y qué placer hay mayor que abrazar, como una cinto a una cadera, una vestida por un vestido beige.

No hay comentarios:

Publicar un comentario